¿Úlceras por presión (UPP)?
Una UPP es una lesión localizada en la piel que se produce debido a la presión prolongada entre dos planos como el hueso y la cama o la silla.

Afectan mayoritariamente a personas de edad avanzada (85%) y a pacientes que permanecen inmóviles durante un largo periodo de tiempo en camas o sillas de ruedas, causándoles dolor, debilidad y pérdida de la calidad de vida.

Con una correcta prevención hasta el 95% de estas úlceras se podrían evitar. Entre otras causas, la edad avanzada (>70 años) y una mala nutrición son factores de riesgo para la aparición de las UPP.

Algunas de las acciones que debemos realizar para tratar o prevenir la aparición de úlceras son:

- Mantener la piel limpia, seca e hidratada.
- Controlar el exceso de humedad (sudoración, exudación excesiva de heridas, incontinencia urinaria…).
- Manejar adecuadamente la presión mediante cambios posturales (cambiar de posición cada 2-3 horas) y movilización de las articulaciones.
- Evitar o corregir déficits nutricionales, adaptando la dieta o suplementando si es necesario.

La nutrición juega un papel muy importante tanto en la prevención como en el tratamiento de las úlceras. Una adecuada alimentación no sólo va a reducir el riesgo de aparición de las UPP si no que va a facilitar la cicatrización de éstas.

Cuando las UPP aparecen, se recomienda aumentar el consumo de proteínas, agua, energía, vitaminas y minerales, especialmente en personas mayores. Si no se consigue con la dieta habitual, suplementos como la gama Kabi, le pueden ayudar. Consulte con su farmacéutico para que le de los mejores consejos para tratar las UPP.