¿Nota que le falta energía? ¿Se siente débil, cansado? ¿Ha perdido peso?
A partir de cierta edad, existen diversas causas que pueden contribuir a provocar una disminución de la vitalidad de su día a día: pérdida de peso, falta de apetito, convalecencia… Sentirse débil o cansado también puede deberse a episodios pasajeros como la astenia estacional donde los cambios de temperatura y horas de luz pueden promover la sensación de desánimo, cansancio y falta de energía alterando nuestro biorritmo.

Pese a englobar una sintomatología de carácter leve es conveniente prestarle especial atención ya que todo ello conduce a que el consumo de alimentos disminuya notablemente, recibiendo un aporte energético insuficiente y poniendo en riesgo el desarrollar deficiencias nutricionales y fragilidad lo que influiría en nuestra calidad de vida.

No obstante, con un adecuado estado nutricional podemos conseguir revertir estas situaciones y mantener un buen estado de salud ya que hasta 2/3 partes de los casos de malnutrición son reversibles. Cuando la alimentación no sea suficiente para cubrir las necesidades nutricionales, la suplementación puede favorecer la recuperación de la energía para afrontar las tareas cotidianas.

Suplementos como la gama Kabi aportan un extra de energía, proteínas, vitaminas y minerales que le ayudan a completar su alimentación. Contribuyen también al mantenimiento de la masa muscular y a fortalecer el sistema óseo. Se pueden tomar durante el desayuno, media mañana o merienda, o enriqueciendo comidas semisólidas o bebidas, según el producto. Todo esto acompañado de una óptima actividad física acorde a la edad, le ayudará a sentirse mejor.